El miércoles en la Cámara baja de San Luis los legisladores puntanos votaron a favor de dos proyectos (que se unificaron) uno en rechazo y el otro para que se desestime al aumento en la tarifa de luz solicitado por la empresa distribuidora de energía eléctrica, Edesal.

Sin embargo este jueves, las autoridades de Edesal informaron que los usuarios verían en su boleta solo el 20% de aumento y que la solicitud del 63% corresponde al Valor Agregado de Distribución (VAD).

Mirá también: Diputados puntanos rechazaron el aumento de la tarifa de luz y pidieron que se desestime

De esa manera justificaron la solicitud y que cumplieron con todo lo requerido por la Comisión Reguladora Provincial de la Energía Eléctrica que tiene tiempo hasta el 26 de agosto para tomar una decisión.

Edesal. Foto: El Diario de la República.

"El pedido es por un 63 por ciento sobre el VAD, que implicaría no más de un 20 por ciento en el valor de la factura, que tiene tres componentes básicos. Uno es el costo de abastecimiento, que es el valor de compra de la energía en el mercado mayorista (Edesal compra la energía y la empresa Camesa le paga a los generadores). Ese índice representa aproximadamente el 38 por ciento de la factura. Otra fracción, que es de un 30 por ciento, es la parte impositiva. La tercera es la que origina esta discusión. El Valor Agregado de Distribución es el único que depende de nosotros y se puede ver discriminado en la factura. Es lo que usa la empresa para la prestación del servicio en la provincia de San Luis", detalló Walter Ortega, gerente de Asuntos Regulatorios de Edesal, a El Diario de la República.

Los puntanos, tras enterarse del aumento por distintos portales de noticias, se organizaron para realizar mañana viernes un cacerolazo a las 14 en las puertas de Edesal, en Av. España 430 de la ciudad de San Luis, y un apagón de 21 a 22. 

Apagón y cacerolazo contra el aumento de luz en San Luis.

Según Ortega: "Es muy probable que el enojo de la gente haya surgido por esa mala información o error de interpretación que hubo", en relación a que la gente puede haberse confundido entre el incremento que es del 63% y corresponde al VAD.

Pero lo cierto es que a fines de julio los usuarios puntanos recibieron sus boletas de luz con cifras desorbitantes, y eso que aún no se aprueba el deseado aumento del 20% por la empresa de energía. De hecho en algunos grupos publicaron memes para reírse un poco de los montos a pagar.

El gerente de Asuntos Regulatorios de Edesal también explicó que para que se haga un pedido de aumento se tienen que dar tres condiciones: tiene que haber transcurrido un período no menor a seis meses desde el último ajuste (en este caso fue en agosto de 2018), que el índice inflacionario en ese lapso haya sido superior al 12 por ciento (en febrero ya acumulaba un 25 por ciento) y que se convoque a una audiencia pública para que diferentes autores de la comunidad puedan dar sus exposiciones a favor o en contra de la suba.

"Cumplidas estas condiciones, en febrero Edesal comenzó a realizar las presentaciones y las justificaciones del motivo por el cual se solicitaba un ajuste en los precios. La Comisión Reguladora tomó nota y abrió el proceso de monitoreo de costos, que consiste en que la empresa aporte una serie de datos dando cuenta de los motivos para pedir el incremento. Con esa información, la Comisión emitió la apertura de la audiencia pública", confirmó Ortega.

Ortega finalizó diciendo que "esta es la única provincia donde se aplica el mecanismo de audiencia pública y la empresa pone sus números a disposición de la comunidad. Creemos que nuestro pedido es correcto y está bueno que se discuta. Hay un montón de productos y servicios que aumentan y el usuario no tiene la posibilidad de manifestarse".