Un nuevo caso de violencia de género en San Juan salió a la luz durante el último jueves. Según informó el medio local Diario de Cuyo, un hombre le propinó una golpiza a su pareja luego de que su hijo llorara en medio de la siesta.

Como consecuencia, Darío Oscar Castro, el agresor de 43 años de edad, fue condenado a 9 meses de prisión en suspenso. Además, al hombre le fue impuesta una perimetral y también tendrá que abonar $9.000 de cuota alimentaria.

Según relataron en la crónica policial, Castro y su pareja, una mujer de 28 años de edad, vivían en una casa en la localidad de Marquesado, departamento Rivadavia. El agresor se despertó “malhumorado” de la siesta porque escuchó a su hijo llorar y por este motivo descargó su enojo en la mujer.

Tras despertarse, el sujeto golpeó a la mujer en el dormitorio de los niños, tomándola de los pelos y propinándole golpes en el rostro y también en diferentes partes del cuerpo. Como consecuencia de la golpiza, la madre de las criaturas sufrió lastimaduras en el labio inferior de la boca y en el codo derecho.

Luego de producirse el violento suceso, la víctima de 28 años pudo escapar y una vecina llamó al 911. Este último jueves, el agresor, que ya había sido detenido, recibió su sentencia, aunque quedó en libertad y fue excluido de su vivienda.