Este martes, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, reconoció que si sigue avanzando la segunda ola de coronavirus esto podría afectar la continuidad de las clases presenciales y que se podría disminuir la presencialidad. En función de esto, el Secretario General de UDAP, Luis Lucero, indicó en el programa radial “Demasiada Información”, que transmite Radio Sarmiento, que desde el gremio alientan esta modalidad “siempre que las medidas sanitarias así lo permitan”.

En ese sentido, el sanjuanino agregó: “No vamos a ir pedir que se suspenda la presencialidad porque es lo que hemos pedido, pero vamos a solicitar al Ministerio de Educación que haga una evaluación permanente, o diaria del estatus sanitario de los establecimientos para que el Comité Covid sepa cuál es el momento y el lugar para establecer las suspensiones transitorias”. Además, aclaró: “Quiero que quede claro que alentamos a la presencialidad, pero hay que saber dónde se corta el hilo”.

Mientras que Roberto Baradel, secretario general adjunto de la Confederación de Trabajadores de la República Argentina (CTERA), reclamó suspender la presencialidad en las escuelas y endurecer las restricciones en la Capital Federal y en otras zonas críticas del país por el avance del Covid, desde UDAP toman sus recaudos.

“Lo que hay que hacer inmediatamente y temporalmente es restringir temporalmente la circulación de personas que incluya la suspensión de la presencialidad en las escuelas”, insitió Baradel, quien además reveló que ya le elevaron ese pedido a Nicolás Trotta. Cabe destacar que el ministro había aclarado el lunes que no se iban a cerrar las escuelas aunque sí admitió que es probable que se disminuya la presencialidad por la segunda ola de coronavirus.

En este marco, Lucero concluyó: “La CTERA pide que para algunos lugares donde es muy compleja y difícil la situación, donde no hay disponibilidad de camas y el sistema se satura, por la necesidad de camas y respiradores, ahí es aborde la suspensión”.