Una situación dramática atravesó una joven mamá sanjuanina cuando su expareja, quien tiene prohibido acercarse a ella, se apareció en su vivienda y amenazó con quemarle su hogar. El sujeto, de apellido Reinoso, ya había sido condena por agresiones físicas y verbales contra la joven. Ahora, tras desobedecer una orden judicial, fue enviado al Servicio Penitenciario de Chimbas.

//Mirá también: Detienen a un gendarme en Barreal por violencia de género

Según publicó el diario Tiempo de San Juan, el pasado 27 de febrero el sujeto apareció en la casa de la mujer con la intención de ver a su hijo. Como ella no estaba, amenazó a los gritos a su padrastro. “Decile a la… que quiero ver al niño, que le voy a quemar el rancho. Si quiere guerra, va a tener guerra”, le dijo frente a los vecinos.

No conforme con la situación, el sujeto le llamó por teléfono a la víctima y volvió a amenazarla. “No estoy ni ahí de reventarte a vos y a tu familia”, le dijo. Minutos después se apareció nuevamente en la vivienda, pese a la medida perimetral que pesa sobre él.

Ante la insistencia y agresiones de su expareja, la mujer decidió denunciarlo en la comisaria una vez más. Ya lo había hecho en noviembre pasado por los golpes y agresiones verbales que había recibido por parte del sujeto. En aquella oportunidad la Justicia había dictado 10 meses de prisión, de ejecución condicional, y la restricción que nunca cumplió.

//Mirá también: Caso de la menor prostituida por su tía: Fido Galván irá al Penal

Esta vez le unificaron las causas y lo condenaron a prisión efectiva por un año y medio. Es decir que cumplirá la pena en el Penal de Chimbas.