El juez sanjuanino Héctor Rollán fue suspendido por 15 días, sin goce de haberes, por humillar y ejercer violencia de género contra una empleada. El titular del Primer Juzgado Civil habría utilizados términos despectivos y de extrema subestimación con una judicial, según informaron fuentes a Diario de Cuyo.

//Mirá también: Imputan a un policía retirado por manosear y besar a una menor de 13 años

El episodio ocurrió en septiembre pasado, al cierre de una jornada laboral. El funcionario judicial se despachó duramente y a los gritos contra la mujer por fallas que surgieron en la trasmisión de una causa. “Ojalá volviéramos a los años 50, cuando la mujer no tenía opinión” y “le hubiera pegado varias veces para que se quede callada”, fueron las frases que lanzó el juez y lo dejaron expuesto.

Como el maltrato tuvo varios testigos, se abrió un sumario en la Corte de Justicia que señala que “existen elementos de prueba suficientes que permiten afirmar que Rollán tuvo una conducta de maltrato verbal en términos degradantes”. De hecho, la empleada pidió ante la Oficina de Recursos Humanos su traslado por “maltrato del juez, con uso de términos degradantes”.

Esta semana las autoridades del Poder Judicial determinaron que lo ocurrido se trata de una conducta usual por parte del juez. Así, se comprobó que el personal del Primer Juzgado Civil donde Rollán ejerce funciones “se acostumbró al destrato y a vivenciarlo como algo normal”.

//Mirá también: Rompió el silencio la madre del joven acusado de matar a su padre: “Estoy destruida”

El magistrado intentó defenderse y manifestó que “pude dimensionar la reacción equivocada que tuve, al haber tenido palabras inapropiadas, de las cuales, me avergüenzo profundamente”. A pesar de esto, los cortistas Daniel Olivares Yapur, Adriana García Nieto y Juan José Victoria decidieron castigarlo con 15 días de suspensión sin goce de haberes.