Un policía retirado fue imputado por manosear y besar a una niña de 13 años a la que trataba como una “nieta”. El caso ocurrió en la provincia de San Juan en mayo último, pero recién esta semana se llevó a cabo la audiencia de formalización. Sin embargo, al tratarse de un presunto abuso sexual simple, el juez de garantías Matías Parrón le concedió al sujeto la excarcelación por pedido de su abogada defensora.

//Mirá también: El tío de Carlos Campodónico murió hace 19 años mientras abusaba sexualmente de una menor

El caso se seguirá investigando por pedido de la fiscal Ingrid Schott. Por ahora hay solo una denuncia que radicó un familiar de la menor en la Unidad Fiscal de Investigaciones del Centro ANIVI. Según publicó Tiempo de San Juan, fue en la escuela donde la niña dio indicios de los abusos a los que era sometida. “Luis me toca”, escribió en un papel en referencia al hombre al que trataba como su abuelo. Tras esta situación, las autoridades del establecimiento citaron a su mamá.

Una vez enterada de la situación, la mujer fue con su hija a la sede policial para realizar la denuncia. Allí la niña se explayó en su declaración y confesó que el policía retirado, un hombre de 59 años, la besó o intentó hacerlo y luego la manoseó. También dijo que a raíz de los abusos, dejó de ir a su casa de Rawson.

//Mirá también: Acusan a un abuelo de abusar de sus nietas y ofrecerle plata a una de ellas para que acceda

El sujeto fue detenido a los pocos días de la denuncia. Por el confinamiento, la causa se demoró y recién esta semana hubo audiencia de formalización.

También se llevó a cabo la entrevista en Cámara Gesell, donde la niña charló con los psicólogos del ANIVI y relató que fue víctima de abuso. A pesar de esto, mientras la investigación se desarrolle, el acusado seguirá en libertad.