En paralelo a la baja de cantidad de contagios por coronavirus, la época de circulación del mosquito Aedes Aegypti que transmite el dengue empieza a encender las alarmas en San Juan. En este marco, desde el Programa de Control de Vectores de Salud Pública pidieron responsabilidad social para evitar la propagación del insecto y por eso también emitieron una serie de recomendaciones como por ejemplo evitar el cúmulo de agua en recipientes o lugares ya que es el escenario ideal para que se multipliquen los huevos del mosquito.

//Mirá también: San Juan ya se prepara para combatir el dengue con ovitrampas

En diálogo con Estación Claridad, Liliana Salvá, del Programa de Control de Vectores, sostuvo que “en la temporada 2019-2020 tuvimos el primer brote, circulación del virus en la provincia. Luego se cortó en julio y en la temporada 2020-2021 no hemos tenido circulación del virus. Pero sí gran cantidad de proliferación del mosquito. Nadie pensaba que el mosquito podía adaptarse al clima desértico y acá está”.

Además, agregó que lo que influyó para que no se propagara el virus es la poca movilidad de gente en todo el país. Sin embargo, con las nuevas habilitaciones vuelve a crecer la probabilidad de que ingrese a San Juan el virus y por eso extreman las medidas de precaución. El dengue y el Covid-19 se manifiestan de una manera similar, con fiebre y dolores musculares. Incluso, en casos graves, el dengue puede causar hemorragias.

//Mirá también: Cayeron las compras de barbijos y elementos de protección contra el coronavirus en las farmacias sanjuaninas

“El sistema inmunológico se altera y las consecuencias serán más complicadas. Pero eso se da del dengue con cualquier otro virus. Las enfermedades virales alteran de diferentes maneras y será más complicado”, destacó Salvá, a la vez que subrayó ya se saben las consecuencias del coronavirus y si a eso se le suma el dengue, la situación se complica.