Recorrieron casi 170 kilómetros para robar, pero terminaron dos veces detenidos y hasta condenados. Esto le ocurrió a Jesús Darío (27) y Exequiel Alejandro Lara (28), dos hermanos mendocinos que llegaron a San Juan para alzarse con un botín. Y lo lograron en un principio, después de asaltar una heladería del departamento Santa Lucía. Sin embargo, las cámaras de seguridad de la zona alertaron la maniobra delictiva y ahí empezó la pesadilla para ellos.

//Mirá también: Murió un joven de 20 años que había sido brutalmente golpeado en medio de una confusa gresca

Todo comenzó el jueves de la semana pasada, cuando los delincuentes arribaron a la terminal sanjuanina a eso de las 18 horas. Apenas tres horas más tarde protagonizaron un robo en la heladería Di Roma. Con un destornillador amenazaron a los empleados y se llevaron 7 mil pesos, dos celulares y una mochila. No actuaron solos, sino con la pareja de uno de ellos: Paola Estefanía Molina, de 29 años.

Los sujetos omitieron que a pocos metros del local había una cámara de la Policía y, muy cerca, un grupo de efectivos de la Comisaría 5ta. El contexto ayudó para dar rápido con ellos. Además, uno de los empleados de la heladería los persiguió y logró aprehender a uno. Fue así que los tres fueron trasladados a la sede policial, donde cuatro días después fueron condenados por robo agravado por uso de arma impropia.

El mayor de los Lara recibió una pena de 8 años y 4 meses de prisión, mientras que su hermano menor fue castigado a 3 años y 4 mese de cárcel. La mujer sólo recibió 6 meses por encubrimiento. Todo esto ocurrió horas antes de la frustrada fuga.

Según publicó Diario de Cuyo, en la madrugada del sábado los hermanos cortaron los barrotes de la pequeña ventana del baño de los calabozos y escaparon con dirección desconocida. La Policía montó un operativo inédito para recapturarlos y lo logró.

//Mirá también: Asaltó a una mujer, el GPS del celular lo delató y terminó detenido

A Ezequiel Lara lo encontraron cuando se estrelló contra una medianera, en el barrio Cipolletti. Pese a que los vecinos se resistieron a pedradas, policías de la Brigada Norte y Seguridad Personal lograron detenerlo. Además, también se aprehendió a dos mujeres de apellido Fajardo y Andrada. Mientras que Ezequiel Lara fue capturado en las últimas horas en el interior del Barrio Tránsito de Oro (Chimbas).