Durante el último fin de semana en San Juan se lograron desbaratar 8 fiestas clandestinas. Según informaron, hubo 180 personas detenidas por violar las restricciones previstas por la pandemia. En Valle Fértil, lograron desmantelar un encuentro social con 22 personas que se encontraban presentes en un hotel.

//Mirá también: Presentaron un proyecto para acompañar a hijos que perdieron a sus padres por coronavirus

Los datos fueron provistos por el subsecretario de Seguridad Provincial, Abel Hernández. Si bien hubo algunas flexibilizaciones de horario respecto del decreto que había regido hasta el pasado viernes, las reuniones sociales continuaban prohibidas en domicilios particulares. Uno de los artilugios que utiliza la gente que continúa violando las normas de las juntadas es estacionar los vehículos de manera dispersa para no llamar la atención.

Según explicó Hernández a Radio Estación Claridad, “hay muchos que son reacios a abrir la puerta, a atender a la Policía, dado que en determinado momento prácticamente están rodeados por la autoridad y quedan encerrados y hay que estar ahí tratando de convencerlos. Es todo un procedimiento esta situación de los eventos en los domicilios”. Además, indicó que el 60% de los participantes infractores son adolescentes, mientras que el 40% restante son mayores de edad, quienes “están lucrando con estas situaciones”.

Sobre el funcionamiento de los locales gastronómicos, el funcionario indicó que a pesar de los nuevos horarios, a los empresarios se les llamó la atención después de las 19 del domingo ya que se suponía que no podían atender hasta más de ese horario. Sin embargo, el servicio de delivery puede continuar operando hasta la medianoche.

//Mirá también: Vacunación en San Juan: solo un 13% de los últimos dos grupos se anotaron en la última semana

Este lunes habrá una reunión con representantes del Ministerio de Turismo para aclarar cómo deben actuar los bares y restaurantes después del horario de cierre. Finalmente, en este sentido, Hernández concluyó: “No hubo clausuras pero sí intervenciones ya que al estar con las puertas abiertas estos negocios son sujetos a inspecciones. Hay situaciones que en las disposiciones no salen bien estipuladas y se prestan a confusiones. Se tiene que verificar, Quizá están con sistema delivery pero hay situaciones particulares, les pido a los gastronómicos que no generalicen”.