El pasado domingo por la noche, un automovilista atropelló, mató y se fugó, y desde ese momento, es buscado por el personal policial. La víctima del siniestro fue identificada como Rafael Arnaldo Miranda Morales, un trabajador de 28 años y padre de cuatro chicos. Según las primeras pistas que manejaban los investigadores del caso, el vehículo involucrado era un Renault 12 ya que fue captado por las cámaras ubicadas en la zona. De hecho, esta era el único indicio certero con el que contaban.

//Mirá también: Automovilista chocó y mató a un joven por la espalda y dio a la fuga: aún no lo encuentran

En el marco de la investigación, los pesquisas llegaron el último martes por la tarde a un domicilio del barrio Foecyt, en Pocito, donde estaba ubicado el vehículo que supuestamente pudieron captar e identificar en las imágenes captadas por las cámaras de la zona. De cualquier modo, los investigadores no creen que ese sea el rodado en cuestión ya que no hay indicios a simple vista de que haya sido partícipe de un accidente o de haber atropellado a alguien, ya que no está ni abollado, ni con ópticas rotas, ni con marcas de sangre, etc. De igual modo, la Policía de San Juan avanza con las pericias de rigor.

//Mirá también: Detienen a un gendarme en Barreal por violencia de género

El accidente que se cobró la vida de Rafael Morales ocurrió el domingo alrededor de las 21.30. El hombre se bajó del colectivo luego de haber estado trabajando en una parroquia, donde cuidaba coches para sumar algunos pesos, y luego comenzó a caminar por calle Agustín Gómez hacia el Oeste, rumbo a su casa. A las dos cuadras fue embestido por detrás por un automovilista que, en vez de frenar y asumir su responsabilidad en la tragedia, continuó su marcha como si nada. De hecho, se supo que arrastró el cuerpo unos metros y luego aceleró para huir.