El principal sospechoso del enfrentamiento mortal en Villa del Sur, que terminó con la muerte de Matías Emiliano Maurín (26), se defendió de las acusaciones y manifestó ser inocente. Se trata de Nahuel Sosa Guardia, el trapero de 19 años que se entregó este martes y ya se encuentra oficialmente detenido. El abogado defensor comentó que su cliente no participó de la gresca, que ese domingo estuvo en un cumpleaños de 18.

//Mirá también: Del trap y los videoclips a la cárcel: el costado desconocido del presunto asesino de Villa del Sur

“Mi defendido, cuyo apellido es Sosa Guardia según me consta (uno de los puntos no claros es la identidad correcta), asegura que al momento de la muerte de Maurín estaba en un cumpleaños de 18 en otro lugar. No estuvo ni participó en la gresca. Vamos a ofrecer testigos; personas que estuvieron con él. No todas fueron familiares. Vamos a discutir durante el proceso cómo se presentará la prueba. Quiero que quede claro que él me aseguró que no estuvo en esa pelea entre bandas”, manifestó el abogado Jorge Olivera.

Este era el 'Pochi' Maurín. Identificado por personal de la UFI Delitos Especiales.Tiempo de San Juan.

La investigación por el crimen de Maurín apunta a Sosa, integrante del famoso clan apodado “Los Pastelitos”. Se cree que el joven fue quien efectuó el disparo que terminó con la vida del muchacho de 26 años, en el interior de la villa chimbera. Respecto a esto, el profesional destacó que “eso lo sabremos en la audiencia de formalización. Allí conoceremos los elementos del Ministerio Público Fiscal. Sabemos, sí, que estamos hablando de familias con una disputa de vieja data”.

//Mirá también: Quién era “Pochi” Maurín, el joven que murió en una balacera en San Juan

El reconocido abogado comentó que Sosa Guardia “está muy tranquilo con su afirmación sobre el hecho y preocupado, ante todo, por el hecho de estar detenido”. Sin embargo, es probable que el Ministerio Público Fiscal pida su prisión preventiva mientras se desarrolle la investigación. “Lo que sí voy a observar es el tiempo por el que se pide que dure la prisión y el tiempo para la investigación penal; sobre todo si es elevada”, expuso Olivera a Diario La Provincia.