Continúa el desfile de acusados por la participación en el asesinato de Mauricio Emiliano “Pochi” Maurín Vargas en Villa del Sur, cuyo principal sospechoso es el trapero Nahuel Sosa. En este marco, este martes por la mañana se resolvió que Brisa Guardia, la hermana de “Nahuelito”, tenga 5 meses de prisión preventiva.

//Mirá también: El club de fans de Nahuel Sosa, el trapero sanjuanino acusado de homicidio, colmó Tribunales pidiendo su inocencia

Según explicaron, la resolución del juez es que la mujer tenga que pasar 5 meses en el Penal de Chimbas mientras el Ministerio Público Fiscal lleve la investigación del caso en un plazo de alrededor de 8 meses. En ese periodo, la Justicia podrá determinar si Brisa tuvo o no participación en el asesinato de Maurín el pasado 29 de agosto en la Villa del Sur, en Chimbas.

La audiencia de presentación se realizó este martes por la mañana, donde la hermana del principal sospechoso del crimen escuchó el relato del fiscal Adrián Riveros. Allí, estimaron que ella fue partícipe necesaria de este crimen y por eso pidieron una prisión preventiva de igual duración que la de su hermano. A Brisa se le imputa el delito de partícipe necesario por el crimen doblemente agravado por el uso de arma, premeditación y por la participación de dos o más personas.

Según el abogado defensor de Brisa, Jorge Olivera Legleu, no hay una investigación en curso para determinar si Nahuel Sosa fue o no el autor del asesinato, por lo que pidió una preventiva de dos meses. Sin embargo, el juez de Garantías Alberto Caballero resolvió, luego de escuchar a los dos abogados, que la chica deba permanecer presa en el penal ya que considera que se corre el riesgo de que entorpezca la investigación.

//Mirá también: El trapero acusado por el crimen de Villa del Sur dice que es inocente

En la audiencia de la semana pasada, el fiscal y el abogado defensor presentaron sus teorías del caso. Por un lado, fiscalía manifestó que el imputado Nahuel Sosa estuvo en la balacera y mató a su vecino, mientras que por el otro lado indicaron que el joven de 19 años no estuvo ahí y que lo va a demostrar. Además, el imputado aprovechó la oportunidad para hablar y se defendió de las acusaciones, afirmando que no mató a su vecino porque no estaba en el lugar.