Tras tres horas de audiencia, este jueves el juez Alberto Caballero dio lugar a lo pedido por la Fiscalía Delitos Especiales e imputó a Nahuel Sosa, el cantante de trap sanjuanino acusado de matar de un tiro a su vecino Matías Pochi Maurín, por homicidio agravado. El hecho ocurrió hace dos semanas y el magistrado dispuso su prisión preventiva por cinco meses. Lo llamativo fue que al ser trasladado a Tribunales, a Sosa lo recibió un imponente público autodenominado su club de fans “Las Nahuelitas”, además de sus familiares.

//Mirá también: El trapero acusado por el crimen de Villa del Sur dice que es inocente

En la entrada al edificio de Tribunales, decenas de manifestantes pidieron su libertad, aunque, lógicamente, no fue posible y la Policía tuvo que montar un importante operativo de prevención para que no haya incidentes. Antes de que comenzara la audiencia, los familiares y amigos de la víctima estuvieron presentes.

En la audiencia, el fiscal Adrián Riveros y el abogado de la defensa, Jorge Olivera Legleu, presentaron sus teorías del caso. Por un lado, fiscalía manifestó que el imputado estuvo en la balacera y mató a su vecino, mientras que por el otro lado indicaron que el joven de 19 años no estuvo ahí y que lo va a demostrar. Además, el imputado aprovechó la oportunidad para hablar y se defendió de las acusaciones, afirmando que no mató a su vecino porque no estaba en el lugar.

//Mirá también: Del trap y los videoclips a la cárcel: el costado desconocido del presunto asesino de Villa del Sur

Finalmente, el juez de garantías resolvió que Sosa esté cinco meses en el Penal de Chimbas y que el caso sea investigado durante 8 meses. La carátula del expediente fue “homicidio doblemente agravado por haberlo cometido con un arma de fuego y con la premeditación de dos o más personas en perjuicio de Maurín, Matías Emiliano. Además, a Sosa le atribuyeron la “calidad de autor”.

El joven apuntado como el presunto homicida de Villa del Sur.Tiempo de San Juan