En las últimas horas salió a la luz el caso de una mujer policía sanjuanina que fue detenido el jueves pasado por la noche luego de protagonizar un escándalo en la vía pública. Según trascendió, la mujer salió de un bar tuvo que ser intervenida por la policía en Avenida Libertador y Ameghino. Luego, intentó escaparse en su vehículo en estado de ebriedad, pero fue detenida antes de hacerlo y por estos motivos la trasladaron a la Comisaría 4ta.

//Mirá también: Video: persecución policial de película a la salida de un bar sanjuanino

La uniformada fue identificada como Nerina Aballay, quien trabaja en la Sección de Robos y Hurtos de la Policía de San Juan. Si bien su sanción no fue comunicada, las autoridades de Control y Gestión confirmaron el hecho a Tiempo de San Juan.

Las fuentes indicaron que a Aballay le practicaron el examen de alcoholemia y el mismo le dio como resultado un valor de 0,9, que excede el nivel permitido para conducir. Además, la policía de 30 años no habría tenido la documentación correspondiente a su automóvil, un Fiat Palio que terminó siendo secuestrado por las autoridades que intervinieron en su detención.

//Mirá también: Robaba desde la década del ´80 y ahora casi termina linchado por arrebatar un celular en pleno centro

Según trascendió, la mujer causó disturbios a la salida del local gastronómico con un grupo de personas. Como en el lugar se encontraba personal policial trabajando, la intentaron detener y Aballay, según lo que atestiguaron fuentes que presenciaron el hecho, se marchó en su automóvil a gran velocidad por Ameghino hacia el Sur. Acto seguido, los efectivos policiales la interceptaron en calle Laprida, procediendo a su inmediata detención. Por esto, se le labró un acta de infracción y su causa fue elevada al Juzgado de Faltas de turno.