San Juan viene aplicando flexibilizaciones en el marco de la pandemia de coronavirus, sin embargo las reuniones sociales con baile o más de 11 personas siguen estando suspendidas. En este contexto, este último fin de semana la Policía desbarató cuatro fiestas clandestinas: en una de ellas había más de 100 personas, pero la mayoría pudo escapar.

//Mirá también: Video: adolescentes le cortaron la luz como “broma” y perdió todas sus insulinas

“En total hubo alrededor de 435 personas que se les labró contravencional por violar el DNU”, informó el subsecretario de Seguridad, Abel Hernández. Según el funcionario, uno de los eventos desbaratados tuvo lugar en el Bajo Segura, donde había una gran cantidad de sanjuaninos que asistieron a una actividad deportiva con animales. Este encuentro no estaba autorizado ni tenía habilitaciones y protocolos.

Otra de las clausuras se dio en un local gastronómico, donde la Policía encontró a gente bailando. “Eran mesas con 12 personas, distanciamiento no permitido. Por eso se clausuró el local”, agregó Hernández.

//Mirá también: Es sanjuanina, ataja en Independiente y vive en una pieza: “Hasta mercadería tengo que pedir”

También se desbarató un cumpleaños en la madrugada del domingo, en una finca ubicada en calle Patricio López del Campo. Allí llegó el personal policial tras una denuncia anónima al 911, encontrándo un centenar de personas en el interior, con música, luces de colores y vehículos estacionados dentro y fuera del predio. “Uno de estos autos, al darse a la fuga, casi enviste a un policía, el cual debió tirarse a un costado de la calle para no ser atropellado”, informaron desde la comisaría a Diario La Provincia.

Según trascendió, el dueño de la finca fue identificado como Exequiel Heredia, de 56 años de edad. El hombre confirmó que la propiedad era suya y que estaba festejando su cumpleaños. Esta explicación no conformó a las autoridades y terminó demorado.