Para ellos fue una simple travesura, para la víctima terminó siendo todo un drama. Un grupo de adolescentes sanjuaninos fue captado por las cámaras de seguridad cuando, por pura diversión, cortaron la luz de un domicilio del departamento Jáchal. Lo que nunca imaginaron es que en la vivienda vivía una mujer insulina dependiente que, como consecuencia de la “broma”, perdió los medicamentos que se conservaban en la heladera.

//Mirá también: Es sanjuanina, ataja en Independiente y vive en una pieza: “Hasta mercadería tengo que pedir”

El episodio ocurrió en la madrugada del domingo, cuando los chicos circulaban por inmediaciones de calles Agustín Gómez y Sarmiento. Según muestran las imágenes que la propia víctima, Gisell Martínez, publicó en redes sociales, una joven se acercó al medidor y apagó la luz. Luego, en compañía de otros tres amigos, escapó.

“Estas señoritas que se creen vivas cortando la luz a la 1.30 de la madrugada no saben el daño que causaron, para ellos es un chiste, pero yo perdí mi medicación por culpa de ellas, en la heladera tenía insulinas que no pueden perder la cadena de frío, lamentablemente yo perdí toda mi medicación, la cual tiene un gran valor económico y puedo retirar una sola vez al mes y aún faltan algunas semanas para poder retirarla nuevamente”, escribió la víctima en su perfil.

Según la mujer, recién al otro día se percató que no había energía eléctrica. Cuando intentó rescatar la medicación, ya era tarde. Sin embargo, cuando vieron los videos la indignación fue aún mayor.

//Mirá también: El cantante de Omega terminó preso por causar “disturbios en la vía pública”

Gisell comentó que su salud corre riesgo si no se inyecta la insulina diariamente. Además, comentó que no puede solicitar más insulina a la obra social porque entregan cierta cantidad mensual, por lo tanto, deberá costearla de su propio bolsillo.