En San Juan, una mujer de 29 años recibió una condena de 10 años por intentar matar a sus hijas de 5, 2 y 1 año. El hecho ocurrió en enero de 2020, cuando la imputado aprovechó la ausencia de su expareja y abrió las hornallas del gas de la cocina sin encenderlas, con el objetivo de intoxicar a las menores. Por disposición de la Justicia, la pena la cumplirá en su vivienda.

//Mirá también: Dictaron prisión preventiva para la portera sanjuanina que abusó de un menor y para su cómplice

Se trata de un caso que en su momento causó conmoción. Aquella tarde la mujer había llevado a cabo su amenaza. Puso llave y seguro a todos los ingresos de su vivienda, y encerró a sus tres pequeñas hijas, mientras el gas se esparcía por todo el domicilio.

En el medio, una llamada con su exesposo alertó sobre su terrible maniobra. Por mensajes y videollamadas terminó discutiendo con el hombre, que en ese entonces se encontraba trabajando en la mina Veladero, y le expresó que ese día iba a terminar con su propia vida y la de sus nenas.

El padre notó que hablaba en serio y automáticamente se comunicó con sus familiares para que corrieran hacia la vivienda. Al lugar llegó su padre, el abuelo de las menores, y la Policía, que tuvo que derribar las puertas y reducir a la fuerza a la mujer.

//Mirá también: Detuvieron al hombre que filmó el video de la portera abusando de un menor

La atacante, identificada como Marcela Molina, estuvo apenas un par de días presa porque consiguió que le otorgaran arresto domiciliario por sus afecciones: hipoacusia, celiaquía y diabetes.

Esta semana finalmente llegó a juicio. En la audiencia reconoció haber cometido el delito de tentativa agravada de homicidio de sus hijas y aceptó cumplir 10 años de prisión. Según publicó Diario de Cuyo, la mujer también solicitó que le permitan revincularse con las nenas.