La segunda ola de coronavirus ya es una realidad y, si bien San Juan registró 106 casos en la jornada del último martes, uno de las cuestiones que más preocupa tiene que ver con la presencia de las nuevas variantes como de Manaos, Río de Janeiro o Reino Unido. Según publicó Diario Huarpe, San Juan tuvo al menos tres casos que pueden ser considerados sospechosos y que por estos motivos enviaron las muestras al Instituto Malbrán, en Buenos Aires, y esperan los resultados en los próximos días.

Según explicó el jefe de la División Bioquímica del Ministerio de Salud, Raúl Vallejo, son casos que cumplían con la definición de riesgo pero que no se trataba de personas que hayan estado en algunos países donde hay circulación de las variantes. Por otro lado, son tres los escenarios en los que Salud debe enviar las muestras al laboratorio del Malbrán: que hayan estado en Brasil, Inglaterra o en cualquiera de los países donde circulan esas cepas, pacientes que se hayan reinfectado o personas que fueron vacunadas y de igual modo se contagiaron de Covid-19. En San Juan detectaron a una persona que volvió a enfermarse y dos que también lo hicieron tras recibir la vacuna.

Según explicó Vallejo, se trata en realidad de un nuevo protocolo ya que recibieron capacitaciones por parte del Ministerio de Salud de la Nación y del Malbrán, por lo que están atentos a estos posibles escenarios. Las muestras se enviaron en condiciones especiales: refrigeradas y cuyo transporte no debe demorar más de 24 horas. La respuesta se podría demorar algunos días más, ya que el instituto en Buenos Aires centraliza todos los estudios de las mutaciones en el país.

“Determinar las nuevas variantes se hace en una máquina especial que cuesta más de un millón de dólares y que hay solo algunas unas pocas en el mundo. Además de la que está en Buenos Aires solo estoy seguro de que en América hay otra en Estados Unidos, no creo que haya más”, concluyó Vallejo.