Un episodio insólito fue el que le tocó vivir al personal del grupo Geras de la Policía de San Juan este jueves 22 de octubre. Un hombre de 35 años diagnosticado con coronavirus se escapó del nosocomio tras conocer el positivo solo con el propósito de violentar a su familia. Debido a la gravedad de las agresiones y por representar un peligro para la sociedad como agente de contagio, el sujeto fue reducido por los uniformados y devuelto al hospital Marcial Quiroga, donde permanecerá internado.

El agresor fue identificado como Hugo Sebastián Domínguez. El hombre se fugó del nosocomio tras enterarse por los médicos que tenía Covid-19. Desde el hospital se trasladó al barrio Cesap -de Rivadavia-, en donde vive junto a su esposa y sus tres hijos menores de edad. Allí quiso violentarlos. Un pedido de auxilio disparó la actuación policial, que acudió al lugar rápidamente.

El hecho pertenecía a la jurisdicción de la comisaría 13º pero debido a los cuidados extras que había que tener para evitar los contagios, se decidió que interviniera el grupo Geras. Los uniformados, con todos los equipos de prevención necesarios, redujeron a Domínguez para proceder a su traslado nuevamente al centro de salud.

El agresor quedó internado en el Marcial Quiroga con custodia policial. Debido a su accionar imprudente, quedó a disposición de la Justicia. Será juzgado por flagrancia no sólo por violencia de género sino por poner en peligro a la población en plena pandemia. En cuanto al estado de salud de su pareja y los tres hijos, todos se encuentran bien, con raspones y moretones producto del forcejeo con el sujeto. Todos serán sometidos a pruebas de coronavirus para ver si se contagiaron.