"Vivimos una pesadilla", dijo al tía de la pequeña de 2 años que, la semana pasada, murió en un incendio en San Juan.


El martes de la semana pasada, una nena de 2 años murió en un fatal incendio en Chimbas, un distrito al Norte de San Juan. Hoy, su familia se recupera en otra vivienda y no quieren volver a la casa donde se murió la pequeña. “Vivimos una pesadilla”, dijo Carolina, tía de la niña, al diario Tiempo de San Juan.

Pasó exactamente una semana desde el terrible siniestro que dejó a la familia Vila en la calle y con una hija muerta. Ocurrió en el barrio Los Alerces. “El dolor es igual que el del primer día. Nos va a costar mucho tiempo recuperarnos de esto”, expresó la tía. El papá de la pequeña no puede levantarse de la cama, contó, y la hermanita más chiquita todavía no entiende que la nena falleció.

La menor que murió en el incendio se llamaba Francesca Vila y, cuando comenzaron las llamas estaba con su hermana de 5 años de edad. “La mayor (la de 5 años, que salió a pedir ayuda a los vecinos) todavía no cae. Dice que cuando termine la cuarentena van a ir a buscar a su hermana que se le soltó de la mano y no pudo sacar del fuego”, explicó Carolina.

El padre de la pequeña está sumido en la depresión y no puede “ni levantarse de la cama”, detalló la joven. “Él vio el cuerpo quemado de la nena y eso lo impactó. Mi mamá (abuela), que la vio nacer y crecer, está destrozada. Es muy difícil. Hay que ser fuertes para ser un pilar para ellos”, relató.

La Municipalidad de Chimbas se ofreció a pagarle a los Vila el alquiler mientras reparan su casa y la gente se movilizó para hacerles llegar donaciones. Tal es así que como llegó ropa y calzado de más, donaron lo que sobraba a un merendero. “De corazón, muchas gracias a todos. El cariño y apoyo nos llegó”, concluyó Carolina.




Comentarios