Las mujeres vivían en total estado de abandono en la localidad sanjuanina de Pocito. Imágenes impactantes.


La mayor de las hermanas se encontraba tendida en el piso de la cocina y al parecer llevaba fallecida más de 48 horas. La menor estaba en el salón principal de la vivienda, todavía con signos vitales. Así fue como hallaron a dos mujeres de 92 y 90 años en una vivienda del callejón Las Mandarinos, en el departamento Pocito. Ambas estaban en el el suelo, totalmente solas, rodeadas de basura y prácticamente en estado de abandono. 

El caso, que conmociona a la provincia de San Juan, ocurrió este lunes feriado cuando una vecina de las ancianas se cruzó a la humilde casita para visitarlas y entregarles la medicación. Al querer ingresar al domicilio, Mercedes Lucero notó que la puerta estaba trabada y eso la preocupó más. Ya en el interior, después de empujar con fuerza la estructura, fue cuando se topó con este desesperante panorama y de inmediato llamó al 911.

Así vivían las ancianas en una vivienda solitaria del departamento Rivadavia.

Al lugar llegó el personal médico y policial, quienes constataron que la mayor de las hermanas, Rosario Riveros, estaba muerta. Mientras que su hermana Clemira todavía seguía con vida. La mujer estaba deshidratada y tiritando de frío, y fue trasladada de urgencia al Hospital Guillermo Rawson, donde quedó internada en grave estado.

Ahora la Policía investiga qué pudo haber ocurrido con estas dos abuelas. Descartaron que haya sido víctimas de un hecho ilícito y sospechan que el estado de ambas fue por falta de atención médica. 

Así vivían las ancianas en una vivienda solitaria del departamento Rivadavia.

Según publicó Tiempo de San Juan, las hermanas tenían el baño en el fondo de la vivienda y vivían de una pensión, con lo justo. “Yo venía de vez en cuando a bañarlas o trataba de ayudarlas. Pero quedamos impedidos de verlas con la cuarentena. Hice gestiones para que las internaran en un geriátrico, pero un médico vino a la casa, las vio y dijo que no era necesario. Me aclaró que si la sacaban, iba a ser peor para ellas. También me comuniqué al municipio, pero no tenían personal para venir a verlas”, contó un familiar. 




Comentarios