Tienen 18 años, estudian en Chimbas y planean seguir estudiando. Ella quiere ser fotógrafa y él, actor.


El viernes, en el Bachillerato José Manuel Estada de San Juan se realizará el acto de cambio de Cuerpo de Bandera. Y ahí estarán Milagros Figueroa y Sunko Eyquem para convertirse en Segunda y Tercera escolta.

​Ellos tienen 18 años, síndrome de Down y voluntad para seguir estudiando. Ella quiere ser fotógrafa y él, actor.

Me gusta estudiar y no me cuesta. Más me costó levantarme temprano todos los días para venir a la escuela que hacer las tareas. Estoy feliz de ser escolta porque le di una gran alegría a mi familia“, dijo Milagros, que se destacó en francés y biología. Contó al Diario de Cuyo que sueña con ser fotógrafa profesional. 

Sunko quiere ser actor, pero además es un gran deportista. “Practico rugby. Además, este año participé en los Juegos Evita en lanzamiento de bala y atletismo. Así que también puedo ser deportista”, dijo el alumno.

Los dos están orgullosos por el logro obtenido, igual que sus padres.

Muchas veces tuvimos ganas de abandonar todo por diferentes circunstancias, pero cada vez que flaqueamos, contamos con el apoyo y asistencia del equipo terapéutico de la Escuela Aleluya, desde donde derivaron a los chicos a una escuela común y les brindaron el servicio de un profesor referente para que los acompañe en el proceso de integración. También, de las autoridades y docentes del Bachillerato que nos abrieron las puertas de la institución y de su corazón”, dijo Patricia Cuello, mamá de Sunko.

La mamá de Milagros, Nélida Olivera, agregó que le parece increíble que su hija sea escolta y esté a un año de terminar el secundario. Dijo que todo es mérito de la alumna que nunca bajó los brazos ante las dificultades.




Comentarios