Tres hermanos recibieron la pena de La justicia de 11 y 15 años aplicada por la justicia de Rafaela a través de un juicio abreviado, donde los acusados reconocieron ser los autores del homicidio de Néstor Ceferino Peralta (48). El crimen había sucedido el 27 de septiembre de 2019 en barrio Acapulco (Josefina).

Rubén “Pipi” y Gerardo Díaz recibieron una pena de 11 años de prisión, más tarde se concretó vía zoom la audiencia donde el tercer hermano Ezequiel David Díaz (“El rayo”) fue condenado a 15 de prisión. Los tres fueron considerados coautores del delito de “homicidio calificado por el uso de arma de fuego” y eran defendidos por el abogado Lucas Agosti.

El tribunal estaba compuesto por la magistrada Cristina Fortunato junto a José Luís Estévez y Juan Gabriel Peralta. Previamente el fiscal regional de Frontera Nicolás Stegmayer les había comunicado a los familiares de la víctima que se realizaría un juicio abreviado, quienes prestaron su conformidad. El acuerdo fue avalado por los fiscales, regional, Diego Vigo y, general, Jorge Baclini.

El hecho se produjo cuando Néstor Ceferino Peralta le alquiló una vivienda a Ezequiel David Díaz y dos meses después el 27 de septiembre de 2019, cerca de las 22, la víctima fue a solicitar que los hermanos dejaran la casa porque había recibido quejas de disturbios.

Peralta les manifestó que no quería tener problemas con los vecinos y muchos menos con la policía. Una vecina que fue testigo de lo ocurrido dijo que Ezequiel Díaz junto a su hermano Rubén desde atrás de una camioneta le disparó al dueño de la casa.

Herido el hombre cayó sobre la vereda y fue ahí que Ezequiel lo remató y se dio a la fuga, la víctima recibió un disparo a altura del tórax debajo del pectoral izquierdo y cuatro impactos con orificio de entrada y salida en el antebrazo izquierdo, la víctima fue trasladada al Hospital J.B. Iturraspe de San Francisco, pero ingresó sin vida.

El testimonio de esta vecina, les permitió a los investigadores conocer quiénes eran los autores del homicidio y proceder a su detención, el homicidio fue investigado en un primero momento por el fiscal Guillermo Loyola quien luego le giró al expediente al fiscal Stegmayer.