Según lo informado por la Dirección General de Bomberos de la Policía de la provincia de Córdoba por medio de sus peritos, determinan que el incendio de la camioneta donde falleció calcinado Julio Luques de 58 años de edad, habría sido accidental. Los peritos, de este modo, descartaron que las causas que provocaron el incendio de la Volkswagen Saveiro fueran dolosas.

Los peritos informaron en forma verbal a colaboradores directos del fiscal Bernardo Alberione que quedó descartada el incendio intencional, el informe por escrito demandará algunos días más.

De acuerdo a lo informado hasta el momento, cerca de las 4.30 del domingo, sobre la ruta vieja a Luxardo, y como consecuencia del despiste sobre la banquina, el vehículo tomó fuego y lamentablemente falleció el conductor, en tanto que su acompañante, logró salir del vehículo ileso.

La autopsia del cadáver de la víctima, determinó que el hombre habría fallecido a raíz de la inhalación de humo tóxico. El doctor Mariano Pispieiro, forense de la causa, determino que cuando el vehículo tomó fuego su conductor estaba con vida, “esto lo determinó la presencia de humo en los pulmones”.

El forense informó que debido al estado en que se encontraba el cuerpo no se podía llega a establecer si la persona había o no consumido bebidas alcohólicas, la víctima no presentaba signos de violencia externa, por lo que se descartó que el infortunado conductor haya sufrido alguna agresión antes del despiste de la camioneta.

Desde la fiscalía intentan establecer el recorrido que realizaron los dos hombres. La camioneta fue hallada en dirección norte-sur, pero el acompañante de la víctima fatal habría manifestado a quienes se detuvieron a colaborar y dieron aviso a los bomberos, que provenían de la ciudad de San Francisco, se encuentran analizando las cámaras de seguridad que hay a la altura del acceso norte a San Francisco y de las localidades de Luxardo y Freyre.

Cabe señalar que luego de ocurrido el accidente Martínez no supo precisar la identidad de quien conducía la camioneta. Sólo señaló que venían de San Francisco. Lo que si se estableció es que quien conducía la camioneta era Luques, ya que se corroboró que Martínez no sabe manejar.