Este viernes comenzó a regir la restricción horaria impuesta por el municipio, desde las 00hs. hasta las 6hs. En este contexto, se intensificaron los controles preventivos por parte de las diferentes fuerzas policiales y municipales, con el objetivo de que se cumplan las nuevas medidas dispuestas que tienen por objeto reducir la circulación nocturna por el aumento de casos de COVID.

En este marco, se interrumpió una reunión clandestina que tenía lugar en el circuito del bosque alrededor de las 3:30hs. Allí, un grupo de unos 25 jóvenes se encontraban escuchando música a alto volumen y hasta hicieron una fogata. La policía llegó hasta el lugar y desactivó inmediatamente la reunión.

Muchos de los presentes intentaron escapar y evitar a los efectivos, pero pese a esto se secuestraron once motocicletas y diferentes bebidas alcohólicas. Además, se labraron actas de infracción por violar las medidas dispuestas por el municipio. También se dio conocimiento de la situación e intervino el UDER, ya que en el lugar había tres menores de edad.