En la madrugada del viernes, siendo las 2:10, se dio un hecho repudiable cuando los Bomberos Voluntarios de Devoto fueron convocados por un hecho de incendio en un domiciliario que resultó falso. La falsa llamada la realizo un joven que llevo a movilizar una dotación, el autor ya fue identificado.

El jefe de bomberos, Mauricio Vietto informo que, en una comunicación telefónica registrada minutos después de las 2 de la mañana, se solicitó la intervención del cuartel, para sofocar un incendio en una vivienda, que se ubicaba en calle Pueyrredón al 365.

Los bomberos acudieron al lugar y se encontraron que ahí no había ningún incendio. Intentaron comunicarse con el número de teléfono del que llegó el pedido de auxilio, y lo encontraron apagado. De todas maneras, la llamada quedó grabada y el número de teléfono también.

En la mañana del viernes, con los datos de la llamada identificaron al responsable de este hecho con la colaboración del personal de la Subcomisaria Devoto, tratándose de un menor de 16 años, domiciliado en la localidad. Vietto informo en horas del mediodía del viernes que planeaba reunirse con los padres del menor en cuestión.

El jefe del cuartel destacó a Devoto Digital que no es la primera que recibe este tipo de llamadas, esto generó una gran preocupación ya que no sólo se interrumpió el descanso de integrantes del cuerpo que tenían que ingresar a sus correspondientes trabajos a primera hora de la mañana, sino que también se utilizaron recursos y, lo que es más grave, en el momento en que se estaba haciendo esa "joda", verdaderamente pudo haber una persona que necesitara el servicio de bomberos.