Ramón y "Pantera" se unieron para que Isabella pueda crecer con leche de yegua

Ramón, \
Ramón, \

La pequeña es de San Francisco y es alérgica a la proteína de la leche de vaca. No podía conseguir el otro producto y allí apareció un "abuelo postizo" y un noble animal de Santa Fe.

Isabella es una pequeña de 18 meses de edad que vive en barrio La Milka de San Francisco y que con tan corta edad, le ha tocado enfrentar a ella y a su familia mil y un obstáculos para lograr una mejor calidad de vida.

Es que la pequeña sufre de alergia hacia una proteína que tiene la leche de vaca y por lo tanto lo único que puede tomar para lograr un desarrollo pleno es lecha de yegua.

Ramón, "Pantera" e Isabella, los protagonistas de esta historia solidaria en San Francisco. (La Voz de San Justo)
Ramón, "Pantera" e Isabella, los protagonistas de esta historia solidaria en San Francisco. (La Voz de San Justo)

Su familia encaró una búsqueda desesperada de ese producto a través de las redes sociales y más allá de que recibieron muchas "manos solidarias" apareció un "abuelo ángel" que se hizo cargo de la situación y se ganó una "nueva nieta".

Se llama Ramón Ricardo Picco, es de la localidad de Frontera (Santa Fe), pero no está solo en esta tarea de ser "el ángel de la guarda" de Isabella.

Junto con él, está el fiel animal de Ramón, su yegua "Pantera" quien fue mamá hace poquito y aún está amamantando a su potranquita "Pipa". De allí sale la leche que le hace falta a Isabella.

Ramón, "Pantera" e Isabella, los protagonistas de esta historia solidaria en San Francisco. (La Voz de San Justo)
Ramón, "Pantera" e Isabella, los protagonistas de esta historia solidaria en San Francisco. (La Voz de San Justo)

Según publica el diario La Voz de San Justo, para Ramón "Isa es una nieta más" y se  emociona cada vez que la niña llega junto con sus papás a buscar las botellas con el alimento tan valioso para su salud.

"Por los chicos hago todo, me siento muy bien. No la conocía a Isabella y desde el primer día que nos vimos me tiró los bracitos y me siento como si fuera su abuelo, es una nieta más. Para no sacarle toda la leche a la potranca, a la tardecita las separo y a la mañana temprano ordeño la yegua para que Isabella tenga la leche", explicó a ese medio.

Isabella estuvo internada en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad, en Córdoba, con una neumonía grave el mes pasado y actualmente lleva adelante una dieta de desintoxicación, toma leche de yegua y agua de arroz.

"Estoy muy agradecida con los que me ayudan como Ramón para realizar el tratamiento. Muchos me llaman no solo para donarme leche sino también para contarme que pasaron por lo mismo y así descubrí más cosas sobre esta alergia", dijo Verónica, la mamá de Isabella.

En San Francisco y la zona existe un grupo de Whatsapp llamado Aplv (Alergia al proteína de la leche de vaca) integrado por madres y familias en el que se comparten consejos, recetas e incluso se ayudan con las leches especiales porque son costosas y muchas veces no tienen cobertura de las obras sociales.

Los interesados en ayudar a Isabella con leche de yegua o participar del grupo, pueden llamar al teléfono (03564) 15587505.

Para retribuir el gesto, la familia Moya también quiere ayudar y por eso, ofrece a quienes necesiten tarros de leche NeoKate Junior especial que su hija no tolera