Por la baja en la actividad, la autopartista tomó esta decisión para tratar de sostener el funcionamiento de la fábrica.


La crisis que vive la industria en general y el sector automotriz en particular sigue haciendo mella en las empresas radicadas en la zona de San Francisco.

En este caso, es noticia la autopartista Lear que lanzó un plan de retiros voluntarios y volvió a recortar su producción y suspender personal.

La decisión de la fábrica radicada en el Parque Industrial puso en alerta al gremio Smata.

Desde Lear, que abastece a la multinacional Fiat, informaron a La Voz de San Justo que la oferta de retiro voluntario comenzó a regir el pasado lunes y continuará hasta fin de mes.

Hasta el momento, 20 operarios -de un total de 350- se acogieron; recibirán la indemnización de ley más dos salarios.




Comentarios