Mientras las autoridades sanitarias afirman que el resultado del confinamiento de la semana pasada en las zonas de alto riesgo se verá en los próximos días, el reporte epidemiológico de este miércoles evidenció un nuevo récord de contagios de coronavirus en Salta. En las últimas 24 horas se registraron, 705 nuevos casos y 13 muertes por COVID-19 en la provincia.

Por otro lado, el Ministerio de Salud Pública informó que desde el inicio de la pandemia, en la provincia suman 45.712 los casos confirmados, de los cuales ya se han recuperado 39.281, lo que representa el 86%. Además hay 208 pacientes internados en unidades de terapia intensiva y 93 con asistencia respiratoria mecánica. A la fecha, los decesos por COVID-19 en Salta suman 1416.

Desde el 23 al 30 de mayo en nueve departamentos de la provincia rigió un período de confinamiento debido al incremento de contagios. La medida incluyó la suspensión de actividades educativas, deportivas, comerciales, industriales, económicas, sociales y religiosas, además se estableció un horario de restricción de circulación a partir de las 18. El lunes 31 volvieron a implementarse las medidas de distanciamiento y se reactivaron las actividades. Sin embargo, la situación epidemiológica mantiene su riesgo y gravedad. Entre las últimas medidas establecidas por el COE provincial fue suspender las cirugías programadas en los hospitales privados para contar con más camas de terapia intensiva para pacientes con COVID-19.