La semana pasada se desató un escándalo en el Concejo Deliberante de Salta Capital luego de que la edil Candela Correa acusara a su par, Raúl. Córdoba, de plagiarle el proyecto de ordenanza “Concejales por un día”, destinada a estudiantes.

Indignado, Córdoba negó la acusación y pidió la conformación de una comisión de juicio político contra Correa. “Hablar de plagio de esa manera es una forma maleducada no solamente hacia mi persona sino hacia el equipo de trabajo”, había manifestado el concejal.

El pedido de Córdoba fue analizado este martes en la comisión de Labor Parlamentaria y terminó con una disculpa de parte de Correa hacia Córdoba, sus pares y los salteños. Al iniciar la sesión del Concejo, el presidente del cuerpo, Darío Madile, invitó a sus compañeros a la reconciliación para fortalecer la institución y realizó un mea culpa, utilizando su momento de intervención.

“Creo que no estamos en momentos de que la gente vea un cuerpo de concejales discutiendo por cuestiones de protagonismo, en definitiva, porque fue cuestión de quien tenía la autoría de un proyecto. Realmente me parece muy triste que tengamos que estar hablando de estas cosas y no de lo bueno y lo positivo que tenemos desde el Concejo Deliberante”, había afirmado Madile a El Tribuno.