Luego de ocho años de promulgada la ley 7786/13, Salta reglamentó el artículo 18 que prevé subsidios a pacientes y sus familias carentes de recursos que padecen cáncer. Así, la provincia se consolida en la única jurisdicción que brinda atención médica completa y económica a pacientes infantojuveniles sin cobertura.

“Salta es pionera en una ley integral para niños con cáncer”, anunció el gobernador Gustavo Sáenz, quien recordó que cuando era senador provincial presentó la ley “con un espíritu integral e interdisciplinario y tuvo acompañamiento por unanimidad porque se consideró justa y equitativa”. Posteriormente, como intendente de ciudad de Salta emitió una ordenanza ad referéndum del Concejo Deliberante para permitir a los padres de pacientes oncológicos utilizar el transporte urbano de manera gratuita. “Hoy como Gobernador y con la salud como prioridad, reglamentamos la ley que es un paliativo, una ayuda entre tanto dolor y sufrimiento”, expresó Sáenz.

Además de la ayuda económica y social a las familias de los pacientes oncológicos infanto-juveniles de hasta 21 años, la ley apunta, entre otras cosas, a la cobertura total. El subsidio podrá incluir lo necesario para el transporte y hospedaje del paciente y un responsable en el lugar de tratamiento determinado por la falta de cobertura en forma inicial pudiendo contemplar la carencia económica en casos de pacientes con cobertura social.