Reincorporaron a los 34 enfermeros que habían sido desafectados del Hospital San Bernardo tras trabajar durante la etapa más complicada del coronavirus en Salta. Días atrás se habían manifestado en la entrada del nosocomio para pedir una explicación al respecto. Seguirán trabajando hasta finales de marzo y los contratos se firmarán el próximo viernes.

Representantes de los enfermeros dialogaron ayer con Pablo Salomón.vir

Seguiremos exigiendo que se nos reincorpore como parte del personal estable y de planta permanente. La pandemia por COVID-19 aún no se ha resuelto y el déficit de personal es aún anterior a ésta”, expresaron desde el movimiento de enfermeros que se organizó para manifestarse.

También destacaron que son enfermeros y enfermeras profesionales y que aceptaron ponerse en la primera línea de atención a los pacientes en el momento más crítico de la pandemia, cuando el sistema sanitario estaba al borde del colapso y las jornadas de trabajo se describían como extenuantes.

El 31 de enero el Hospital San Bernardo prescindió de los servicios de 34 enfermeros bajo la promesa de convocarlos nuevamente en caso de necesidad de personal. El reclamo principal del secretario general de la Unión del Personal de Enfermería de Salta (UPES), Luis Ramos en aquel momento fue que el Hospital había tomado la decisión de desafectar a estas personas pese a los acuerdos conciliatorios con la Secretaría de Trabajo de la provincia, y que implicaba la imposibilidad de despedir a los contratados durante la pandemia al menos hasta el 31 de marzo. Ahora se acordó que la situación laboral del personal contratado por el primer brote de la pandemia volverá a analizarse en marzo teniendo en cuenta la situación epidemiológica en que se encuentre la provincia.