Hace poco más de un mes, Rodolfo Gallo encontró los restos de Gala Cancinos mientras realizaba tareas de limpieza en inmediaciones del río Vaqueros. En ese momento, el papá de la joven desaparecida en 2017, Javier Cancinos, había pedido que el hombre reciba los $1.500.000 de recompensa que el Ministerio de Seguridad de la Nación ofrecía a cualquier persona que pudiera aportar datos sobre el paradero del adolescente.

Días después del hallazgo, el gobernador Gustavo Sáenz visitó a Gallo y se comprometió a gestionar el cobro del dinero prometido, sin embargo al día de hoy no hay novedades. “Hasta el momento ningún funcionario del Ministerio Público Fiscal se acercó a decirnos en qué términos y cuándo vamos a recibir el dinero de la recompensa. Estábamos respetando el duelo de la familia Cancinos, y ahora esperamos que nos den algún tipo de información sobre lo que se prometió”, contó su pareja, Yesica, a Central Policial.

Rodolfo cumplía una promesa a la Difunta Correa cuando encontró los restos de Gala. Días antes, su esposa había sufrido un accidente que la dejó en silla de rueda. El dinero sería de gran ayuda para la familia. “A veces es tedioso hablar de dinero pero nosotros contábamos con él para solventar los gastos de la familia, y de mi salud también. Primero estábamos proyectando comprar una silla de ruedas, y ampliar la casa para mi movilidad pero con el paso del tiempo nos vamos desilusionando porque del Ministerio no se comunicaron con nosotros”, finalizó la mujer.