Dos motociclistas murieron al chocar de frente sus vehículos en la tarde del domingo en una calle de Tartagal. Un joven resultó herido en el mismo siniestro pero huyó poco antes de que llegara la policía porque, según comentaron, le había arrebatado un celular a una joven de 26 años, y estaban escapando a gran velocidad cuando sufrieron el brutal choque, que mató a los dos conductores.

Fuentes policiales aseguraron que la huida a toda velocidad por uno de los accesos al barrio 365 Viviendas de Tartagal culminó sobre el ingreso mismo al barrio cuando los delincuentes no se percataron de la presencia -en sentido contrario- de otra motocicleta que era conducida por un hombre de 51 años.

La colisión fue -según testigos- brutal y los tres motociclistas quedaron tendidos sobre la calzada. Uno de ellos, logró sobreponerse del trauma y sin que nadie se lo pudiera impedir se alejó como pudo -estaba herido- del lugar del siniestro. Peritos en Criminalística trabajaron luego para establecer la mecánica del siniestro ocurrido en el barrio 365 Viviendas donde finalmente fallecieron dos motociclistas por el impacto frontal.