Hasta el 31 de agosto se realizarán controles viales a los motociclistas que circulen por la ciudad. La idea es concientizar sobre el uso del casco, la importancia de tener el vehículo en condiciones y el respeto a las normas de tránsito para prevenir accidentes, que son moneda corriente en la provincia.

Los controles están a cargo de agentes de la Agencia Provincial de Seguridad Vial en conjunto con personal de Criminalística y la Policía Vial, y se realizan en el macrocentro y en la periferia de la ciudad. “Lo primero que cae en el pavimento es la cabeza porque es lo más pesado que tiene el cuerpo. Sin el uso del casco la posibilidad de tener un traumatismo grave o quizás perder la vida es del 80%, mientras que si se utiliza el casco las probabilidades de sufrir lesiones disminuyen en un 70%”, explicó el titular de la Agencia, Carlos Sauma.

El operativo de control será de tres meses debido a la cantidad de siniestralidad de motos que se registró en el último tiempo. Además de controlar las motos y el uso del casco también puede ser que en algún operativo se verificará si hay infracciones en otros vehículos como autos y camionetas. “Después vamos a hacer un estudio con los datos que surjan de estos controles intensos para ver si hubo una concientizacion por a parte de los motociclistas y si respetan a las normas de tránsito”, detalló el funcionario.

Semanas atrás, el concejal Raúl Córdoba contó que junto al Ejecutivo municipal se presentó un proyecto de Ordenanza que establece la obligatoriedad de la Revisación Técnica Obligatoria para motocicletas. “Existe una Ley Nacional, que es la 24449, y una Ordenanza Municipal, que es la 1439, que especifican todo lo referente al uso de la motocicleta. Además, hay controles de Movilidad Ciudadana y de Vialidad que tiene móviles dentro de la capital. Sin embargo, hay desobediencia de la gente”, había recalcado Córdoba.