El domingo pasado alrededor de las 20, una adolescente de 17 salió de su vivienda en el barrio Castañares, de la Capital salteña, para pagar unas cuentas y en el camino un joven conocido en la zona, la tomó del brazo y abusó de ella. Cuando pudo liberarse volvió a su casa y denunció a su agresor.

La víctima contó que regresaba a su casa caminando por la calle Isasmendi de Castañares cuando un joven, conocido en el barrio como Gohito, la interceptó en medio del camino. Primero se le acercó y le pidió plata, a lo que ella se negó. Luego la agarró del brazo y la arrastró hasta unos edificios que había cerca del lugar.

Una vez en el lugar, según la denuncia de la joven, el hombre comenzó a manosearla y a pesar de que ella intentó defenderse no pudo lograr soltarse. La sujetó del cuello y abusó sexualmente de ella. Finalmente, la dejó escaparse. La adolescente no pudo pedir ayuda por temor a ser golpeada o lastimada. Llegó a su casa llorando y en estado de shock le contó lo sucedido a su madre, quien ya radicó la denuncia correspondiente en la comisaría de Castañares.