La fiscal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio, imputó a los empleados de la Municipalidad de Salta, Marcelo Daniel Cavalli Cabrera, Héctor Aníbal Torres, Raúl Marcelo Sanguino, Orlando Antonio Portales, Jorge Luis Lescano, José Daniel Bordón y a Claudio Rafael Gutiérrez y a Lorena de los Ángeles Fabián por la comisión del delito de defraudación a la administración pública en calidad de coautores.

Luego de analizar las pruebas recolectadas por el personal de la Unidad Especial de Investigaciones, dependiente del Departamento Investigaciones y Criminología del CIF, la fiscal solicitó la prisión preventiva de los seis empleados de la comuna y de las dos personas externas.

El fraude

Tras la investigación, se logró determinar que los empleados municipales, en el transcurso del desempeño de sus funciones, cargaban combustible en una estación de servicio ubicada en avenida del Bicentenario de la Batalla de Salta al 500, y luego lo trasladaban a los domicilios de Gutiérrez y Fabián en Laguna Escondida.

Una vez en esos domicilios, los imputados extraían el combustible que habían cargado con anterioridad en los camiones que se encontraban bajo su responsabilidad, propiedad del municipio, luego lo fraccionaban y lo acopiaban en el lugar para más tarde revenderlo a terceros. Lo mismo hacían con áridos que también pertenecían a la Comuna.