El telescopio Qubic, proveniente de Francia, es un novedoso instrumental astronómico que será instalado en Alto Chorrillos, cerca de la zona donde se espera el montaje final del radiotelescopio Llama. Este artefacto fue construido y diseñado para confirmar la teoría del Big Bang, la de la “inflación cósmica”, desde la Puna Salteña.

El artefacto es un singular telescopio de microondas que trabaja con radiación en lugar de luz visible, excediendo la región de energía detectable por el ojo humano. Se trata de un interferómetro bolométrico desarrollado para encontrar el rastro de las ondas gravitacionales primordiales que se crearon tras la primera explosión del universo. Se trata de la primera vez que se realiza esta investigación en la radiación de fondo cósmico, buscando evidencia de hace 13.800 millones de años.

La tecnología se usará para probar a ciencia cierta la teoría del Big Bang desde la Puna Salteña.El Tribuno

De detectarse esta radiación remanente del universo temprano, podría probarse por concreto la teoría del Big Bang con datos concretos y duros. Según el medio El Tribuno, así lo explicó Alberto Etchegoyen, el director del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas, y representante argentino en el comité internacional del proyecto Qubic.

La estructura será montada en Alto Chorrillos, en el cerro Vecar a unos 4.900 metros sobre el nivel del mar. El mes pasado se terminó de hormigonar las bases de la estructura que albergará al instrumental astronómica. El próximo jueves llegarán las partes al puerto de Buenos Aires, y serán descargados diez días más tardes en la sede de la Regional Noroeste de la Comisión Nacional de Energía Atómica, cerca del predio de la Universidad Nacional de Salta.

La tecnología se usará para probar a ciencia cierta la teoría del Big Bang desde la Puna Salteña.El Tribuno