El 24 junio comenzará el juicio contra el exintendente del municipio salteño de Aguaray, Jorge Enrique Prado, acusado de integrar una red delictiva que vendía los caños de la obra nacional del Gasoducto NEA en el interior de Salta. Por esta causa, el político fue destituido de su cargo.

El Tribunal Oral Federal estará integrado por los jueces Domingo Batule, Gabriela Catalano y Abel Fleming, quien presidirá este caso. La primera jornada del debate está prevista para el 24 a las 16 horas, a partir de la cual se espera la lectura de los fundamentos del requerimiento de elevación a juicio y los primeros testimonios de los acusados, aunque no se dio a conocer el orden de las declaraciones.

Tras esta primera jornada, la continuidad del debate pasará para el mes de julio, con fechas previstas para el miércoles 7, jueves 9 y miércoles 28 y jueves 29 de ese mes. Desde allí el juicio se retomará todos los miércoles y jueves subsiguientes hasta la finalización del proceso.

Las actuaciones se iniciaron en febrero de 2020 cuando gendarmes detuvieron a dos camiones con caños del Gasoducto del NEA, en Aguaray. El 18 de mayo de ese año se formalizó la acusación contra Prado, Marcelo Céspedes, exsecretario de Hacienda de Aguaray, y el titular de la empresa mendocina Osip SA, Diego Alos, quien aparece como uno de los principales mentores del millonario robo. Según documentación secuestrada en los operativos, las ganancias del delito fueron calculadas en aquel momento en 1,5 millones de dólares por la reventa ilegal de los caños de alta presión en el mercado negro.