La llegada a Salta de un hombre que había tenido contacto estrecho con una persona contagiada con la cepa Delta de COVID-19 generó un operativo sanitario que lo aisló y le practicó un hisopado. Este jueves se confirmó que el estudio dio negativo, es decir que la temida cepa todavía no ingresó a la provincia.

Al respecto, el Ministro de Salud Pública de Salta, Juan José Esteban, explicó que hasta el momento la persona en cuestión continúa en total aislamiento y es monitoreada por los trabajadores del sector de Epidemiología de la Provincia. Si bien hasta el momento no presenta ningún tipo de síntomas relacionados a la enfermedad pandémica, desde la cartera de salud explicaron que “dentro de 10 días le realizarán un nuevo hisopado” para confirmar o descartar la enfermedad.

La nueva variante Delta del coronavirus, identificada por primera vez en la India y ya prevalente en el Reino Unido, provoca síntomas distintos a las versiones anteriores del virus, según ha advertido Tim Spector, profesor de epidemiología genética de la universidad King’s College London. Genera más mucosidad y dolor de garganta, pero menos tos y pérdida de olfato, según dice el experto, que dirige un estudio cuyas conclusiones todavía no han sido publicadas en una revista científica ni ha sido evaluado por pares. Autoridades sanitarias advierten que la variable Delta afecta mayormente a la población joven.