En la sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Cafayate se aprobó la destitución del intendente Fernando Almeda, luego del juicio político que los ediles opositores habían iniciado en su contra hace tres meses atrás.

El concejal Facundo Guzmán, del monobloque del Partido de la Victoria, contó que Almeda no responde a los pedidos de informe sobre presupuesto y manejo de fondos del municipio. En total suman 93 solicitudes, según detalló el edil a FM Profesional, y además destacó que el Concejo de Cafayate necesita conocer esa información para avanzar con proyectos de ordenanza como por ejemplo la reparación de calles.

Otros pedidos de informe sobre sueldos de funcionarios o destino de dinero para obras, tampoco son contestados, contó Guzmán, quien además recordó que según la Carta Orgánica Municipal, no responder uno de ellos es considerado una falta grave. Por último explicó que a partir de la destitución, Almeda tiene ahora 10 días para apelar y presentar pruebas.