Candela Correa es una imagen mediática importante en Salta, usualmente reconocida por sus polémicas fotografías y comentarios en sus redes sociales, así como también distintos enfrentamientos con otras figuras. Sin embargo, en esta ocasión la concejal fit es noticia por una situación más preocupante: fue denunciada gravemente por retener el sueldo de un asesor.

Se trata de Néstor Núñez, quien se desempeñó sin contrato como personal de apoyo capitalino, a través de la amistad de Correa con su pareja, el conductor televisivo Frank Capasso. Los perjudicados sostienen que en el mes de febrero, Correa propuso a Capasso para ingresar al concejo deliberante como su secretario, así como también para manejar su agenda de prensa y otras actividades; por esta razón, se lo contrata como A.P., es decir, personal de apoyo político. Ante la necesidad de contar con una fuente laboral, comprometiéndose Cande a conseguirle un mejor cargo en el futuro.

La concejal es reconocida por sus fotos sensuales y atuendos atrevidos.@candelacorreaok

Con sus datos personales y sin ningún contrato, en marzo Capasso recibió la suma aproximada de $ 12.000 en su cuenta, y en el detalle de la remisión figuraba el texto “concejo deliberante”. Bajo esta modalidad cobró hasta el mes de junio.

Por su parte, Néstor Javier Núñez, pareja de Capasso y denunciante de Correa, empezó a trabajar también sin contrato en marzo. Sin embargo, cuando percibe su primer sueldo de $ 55.941, la representante exigió que se transfirieran $ 5.000 del mismo a una cuenta bancaria a su nombre, y el restante a la cuenta de un familiar suyo, bajo el nombre Octavio Alejo Martínez Carrizo.

Una de las capturas compartidas por los denunciantes.Cuarto Poder Salta

Durante los meses siguientes se mantuvo esta situación, pero tanto el sueldo como el aguinaldo correspondiente a Núñez se transfirieron únicamente a la cuenta de Correa. Al llegar el mes de julio, sin ninguna explicación Núñez dejó de percibir sus haberes, aunque se le mantuvo la obra social del IPS.

Por otra parte, tanto Núñez como Capasso también denunciaron desavenencias y malos tratos de parte de Cande, manifestando temor por su integridad física, la pérdida de sus oportunidades laborales, difamaciones o incluso falsas denuncias de parte de Correa. La denuncia fue acompañada por capturas que demuestran los movimientos bancarios para que pueda evaluar la fiscalía de Delitos Económicos Complejos. Según los perjudicados, este dinero se usaba para beneficio propio de la edil.