Días atrás Belén estaba parada en la calle en el barrio San Patricio, cerca de Cerrillos, cuando vio que su expareja, Cristian Saavedra, se acercaba violetamente hacia ella. La insultó y luego le propinó cinco puñaladas en las piernas. El ataque se terminó cuando los vecinos llamaron a la ambulancia y a la Policía.

Afortunadamente, la joven de 20 años se recupera de las heridas pero temé por su vida porque en unos días termina la consigna policial que le asignaron tras el ataque. Ella tiene miedo por lo que Saavedra pueda hacerle. “No sé qué va a pasar después, me va a matar”, aseguró a Central Policial.

La joven mamá también relató que mientras convivió con Saavedra, él la golpeaba de manera sistemática incluso cuando ella estaba embarazada. “Me pegaba como a una bolsa de boxeo y después me pedía perdón. Me agarraba de los pelos, y una vez me dejó la panza morada”, recordó.

Lo más triste es que cuando finalmente se separaron, él le quitó a sus dos hijos aduciendo que ella los tenía abandonadas. “Me decía que si yo no estaba con él tampoco con los chicos”, destacó. “Quiero ver y tener a mis hijos conmigo”, finalizó angustiada.