Denunciaron que en el hospital “Domingo Perón” del municipio salteño de Tartagal le practicaron un aborto a una mujer que cursaba el sexto mes de embarazo, es decir que estaba fuera del plazo establecido por la ley aprobada y sancionada en 2020.

La joven se habría presentado sola en el hospital de Tartagal, sin conocimiento de su familia y pidió acceder a la IVE, lo que se concretó el lunes por la tarde. El primero en denunciar el hecho fue el tío de la mujer, Cristian González. Luego se sumó la secretaria de la Niñez de Salvador Mazza, Claudia Subelza, quien se comunicó con el gerente del hospital, Santiago Payo, y le pidió que frene el procedimiento pero no fue posible porque ya estaba en marcha.

“Mi sobrina es una chica que ha sufrido mucho en la vida, fue abandonada por la madre, finalmente vino a vivir con nosotros, en el seno de nuestra familia. Ella es mamá de una nenita de 2 años. Días atrás me enteré que estaba embarazada. Hablé con mi sobrina pero ella me lo negó. Por supuesto que no le creí y le dije que comprara un test de embarazo. Ella me respondió “bueno, pero antes tengo que ir a Tartagal a ver un tema de un trabajo’”, contó González a El Tribuno.

El hombre relató que se enteró que su sobrina había ido al hospital de Tartagal a practicarse un aborto cuando un médico de ese nosocomio lo llamó para contárselo. A partir de esta comunicación, González se movilizó para intentar que ese aborto no se practicara y acudió a la secretaria la niñez de Salvador Mazza. Sin embargo, al contactarse nuevamente con la joven, ésta les confirmó que ya había consumido las pastillas para interrumpir la gestación.