Ante la posibilidad de un rebrote de coronavirus en Salta, una enfermera de la localidad de Orán impulsó una campaña para comprar ibuprofeno sódico para el hospital público local. Este remedio está considerado como un tratamiento contra la infección que en algunos casos resultó de importante eficacia en pacientes contagiados.

“La idea es prevenir, estar preparados para tener los insumos. No debemos esperar, como el año pasado, que todo sea un desastre y recién querer hacer manotazos de ahogado”, explicó Pamela Torres, quien trabajó como enfermera voluntaria en el hospital “San Vicente de Paul” en Orán. La mujer contó, además que, hace dos semanas atrás la farmacia del hospital solo contaba con tres dosis de ibuprofeno inhalado. “Ante la falta de dosis de ibuprofeno surgió la necesidad de acudir a la comunidad lanzando una colecta y comprar lo que podamos”, agregó.

Las donaciones se realizan a través de transferencia o depósito lo que permitirá que el laboratorio elabore las dosis y las envíe al hospital. “Recolectamos lo que la comunidad pueda, así sean $100 van a ser bienvenidos”, agregó. Quienes deseen colaborar pueden hacerlo la CBU: 1500005300005533924478. Luego deben mandar una captura de pantalla con el comprobante al 3878-598265. “Todos estamos agotados de donar cuando realmente no nos toca, no debería ser así”, finalizó la enfermera.