Ante la llegada de la segunda ola de coronavirus y el incremento de casos de coronavirus en Salta, en el Hospital San Bernardo ya reprograman las cirugías que no son de urgencia por disposición del Comité Operativo de Emergencias. Además, a partir del mes de mayo se suspenderán los turnos por controles en los consultorios ambulatorios.

La provincia se prepara para enfrentar un nuevo piso de casos de coronavirus, como sucedió el año pasado y ante la incertidumbre de que el escenario sea peor. Este martes el gobernador, Gustavo Sáenz, se reunirá con el COE y los gerentes para conocer el estado real de disponibilidad de camas en los hospitales públicos y clínicas privadas de la provincia. Además, el viernes vence el decreto DNU y es posible que se analicen nuevas medidas.

Respecto a la posibilidad de nuevas restricciones, el gerente del hospital público de cabecera en Capital, Pablo Salomón, consideró que es necesario efectuar mayores controles sobre todo en la circulación porque, según considero, aumentaron cos casos de siniestros viales, que son los que hoy ocupan camas en el nosocomio.

Además Salomón, explicó en FM Profesional que es fundamental operar a la mayor cantidad de personas posibles porque el año pasado no se practicaron cirugías por la pandemia, y que se necesita comprimir la lista de espera de los pacientes. Por otro lado, confirmó que actualmente hay 11 pacientes internados en la sala COVID, de los cuales 5 dieron positivo y los otros seis esperas los resultados del PCR para confirmar o descartar la enfermedad. También aclaró que son personas que ingresaron al hospital por otras patologías y que presentaban síntomas compatibles con el coronavirus.