Un gran revuelo se armó en Salvador Mazza en la madrugada del miércoles feriado cuando un paciente disconforme se encerró en la habitación donde se encontraba internado, y se atrincheró allí amenazando al personal que quisiera ingresar a la habitación con un arma de fuego de fabricación casera, conocidas en la jerga como "hechizas".

Pistola casera. (Policía de Salta)

Luego de recibir una llamada del hospital de Salvador Mazza denunciando el hecho, personal policial de Tartagal se movilizó hacia el lugar, y trazaron el plan de acción, moviendo a los pacientes hacia una zona más segura, y priorizando a aquellos que estuvieran necesitados de una intervención de urgencia.

La policía inició las tareas de mediación, tratando de dialogar con el hombre que se encontraba atrincherado, pero este se negaba a dialogar y exhibía el arma amenazante. Ante esta negativa, los oficiales arrojaron elementos químicos que les permitieron reducir al delincuente.

El hombre, de 51 años, quedó detenido, y se secuestró el arma de fuego, que se encontraba acondicionada y lista para disparar.