Con 138 votos a favor, 103 en contra (8 abstenciones y 7 ausentes) y 17 horas de debate, la Cámara de Diputados le dio media sanción al Presupuesto 2019. Ahora la norma llegará al Senado, donde el Gobierno espera que tenga su aprobación final.

El voto de los diputados salteños estuvo dividido. Pablo Kosiner, Andrés Zottos, Martín Grande y Miguel Nanni, votaron a favor de la iniciativa. Sergio Leavy, Javier David, y Alfredo Olmedo expresaron su rechazo al proyecto.

La postura de Kosiner respecto al Presupuesto se conoció días antes de la votación. El titular del Bloque Justicialista en Diputados dejó en claro que no estaba de acuerdo con el proyecto pero que votaría a favor porque consideraba que no tenerlo sería peor.

Javier David, por su parte, dijo en el recinto que aprobar el presupuesto implicaría profundizar la crisis que viven los trabajadores que perdieron su poder adquisitivo y otros directamente el empleo. El legislador remarcó que significaría seguir metiéndole la mano en el bolsillo a los jubilados, como así también agravar la situación de las PYMES que ya deben afrontar las subas de tarifas, de tasas, y de combustibles.

"La importancia de contar con un presupuesto no autoriza su aprobación a cualquier costo. Nos están sometiendo a una crisis que tienen varias aristas porque no solo es económica, es social, es judicial, es institucional, es sanitaria, por mencionar algunas, es una crisis sin precedente que alcanza a nuestra descendencia", manifestó Leavy ayer en Diputados.

Los legisladores de Cambiemos Martín Grande y Miguel Nanni y Alfredo Olmedo no profundizaron sobre sus razones.