Trabajadores de eventos y espectáculos, uno de los rubros más afectados por la pandemia, realizaron una puesta en escena en la puerta de la Casa de Gobierno para demostrar que pueden trabajar en eventos reducidos bajo los protocolos. A la movilización pacífica también se sumaron También se sumaron DJ, plomos, animadores, fotógrafos, filmadores, mozos y agentes de seguridad.

Fue una manifestación pacífica. Colocaron mesas, con manteles y vajilla, también sillas, y simularon estar en un evento boutique, una modalidad que se está implementando en otros países para volver a trabajar en pandemia.

"Se trata de un evento chico, con poca concentración de gente, mesas con capacidad recucida y sin baile. También se limitan los sectores con cuerdas y se evita la mayor cantidad de manipulación de alimentos", explicó uno de los organizadores de la manifestación.

Los trabajadores de eventos también comentaron que están cumpliendo con los trámites para obtener la personería jurídica y piden que el Gobierno los escuche porque necesitan reactivar su actividad. "Entendemos que no se van a habilitar los grandes espectáculos, pero sí podemos demostrar que estamos preparados para trabajar de manera reducida", dijeron.