Comenzó formando a bagayeros y terminó armando su propio clan narco. Vivía en una lujosa mansión en Pilar, provincia de Buenos Aires.


“La Tía” es el nombre que identificaba a la salteña Adelaida Castillo, de 58 años, en el mundo del narcotráfico. La mujer oriunda de Salvador Mazza es considerada una de las principales proveedoras de droga del país. El jueves pasado fue detenida en una localidad santafesina con más de 380 kilos de cocaína. Será imputada en Salta.

Adelaida estuvo primero vinculada a la familia Loza, organización narco liderada por hermanos salteños, pero luego formó su propio clan, según cuentan los investigadores. En 30 años amasó una gran fortuna, conformada por más de 10 inmuebles, 20 vehículos, entre otros bienes. 

“La Tía” comenzó organizando a los bagayeros, luego preparando gente para que en vez de llevar y traer mercadería lo hicieran con sustancias prohibidas, para luego vender droga en todo el país. Vivía en una mansión en Pilar, provincia de Buenos Aires, desde donde organizaba la logística de los cargamentos que distribuían droga. El jueves la capturaron junto a su hija y su yerno.

Castillo  fue trasladada el domingo pasado desde Buenos Aires con destino a Salta bajo un estricto protocolo, dado el contexto de pandemia por el coronavirus, y en el transcurso de este lunes será indagada en el Juzgado Federal 1 de esta capital.




Comentarios